¿En qué consiste el Modelo Nearshoring?

Compartir
Compartir
Compartir
Email
WhatsApp

En el ámbito de los negocios, el concepto nearshore se refiere a un tipo de subcontratación u outsourcing en el que las empresas contratan al personal necesario para realizar actividades, funciones o procesos específicos de sus operaciones a través de otras compañías localizadas en países geográficamente cercanos. Esta estrategia comercial representa una ventaja competitiva para las empresas contratantes ya que les permite la optimización de recursos económicos, materiales o humanos, y al mismo tiempo, una oportunidad de crecimiento para la empresa prestadora del servicio. A continuación revisaremos algunas de las características de este modelo y su comparación con otros esquemas de subcontratación.

Características y comparación con otros modelos.

Como mencionamos anteriormente, la principal característica de este modelo es que la tercerización o subcontratación ocurre entre empresas que comparten región geográfica y usualmente similitudes culturales. Un claro ejemplo es el que observamos entre empresas de la región de Norteamérica: Canadá, Estados Unidos y México. Esta cercanía ofrece ventajas para los negocios como la facilidad de realizar visitas o reuniones presenciales fortaleciendo la confianza y facilitando la colaboración. Por otro lado, al ubicarse en la misma región las diferencias horarias son mínimas comparadas con otros modelos como el offshoring, esto asegura que la comunicación y los tiempos de trabajo sean más ágiles. Así mismo, los países vecinos generalmente comparten aspectos culturales tanto laboral como socialmente, lo que facilita la integración de equipos y permite tener mayor control sobre la calidad del servicio. 

Nearshore vs Offshore

Las subcontrataciones en el modelo de negocio offshore se realizan en países lejanos a aquel en el que se encuentra la empresa de origen. El motivo de realizar esta práctica es que generalmente representa una importante reducción de costos en la realización de la tarea o servicio. Otra ventaja importante que ofrece es el acceso a una mayor cantidad y diversidad de talento calificado, lo cual beneficia especialmente a áreas como las tecnologías de información, atención al cliente y actividades administrativas conocidas como back office. Finalmente, la variedad de zonas horarias puede significar la posibilidad de operar 24/7 para los negocios que lo requieran

Sin embargo, es en este modelo en donde se presentan algunos de los retos más significativos de colaborar en equipos de trabajo remotos. Por ejemplo, las diferencias culturales y del idioma que pueden representar un desafío para la colaboración o encontrar el perfil idóneo para el puesto de trabajo. De igual manera, la distancia física dificulta las reuniones, sobre todo las presenciales, lo que puede derivar en una sensación de desconexión y falta de control sobre los proyectos. Adicionalmente, será necesaria una mayor supervisión de la calidad asegurándose de que se sigan los mismos estándares que en la empresa contratante.

Nearshore vs Onshore

En este modelo la tercerización de actividades ocurre dentro de las fronteras de un mismo país, lo cual satisface las necesidades de ciertas empresas o industrias. Las principales ventajas de este modelo es que no se requiere lidiar con diferencias culturales, de estándares de calidad o variaciones en regulaciones legales como sí ocurre al contratar en el extranjero. No obstante, el tercerizar servicios con empresas dentro del mismo territorio puede no ser tan ventajoso en términos de reducción de costos, acceso a talento, entre otras limitaciones.

El Nearshoring en México

En los últimos años, gracias a los avances tecnológicos y a los fenómenos sociales que hemos experimentado globalmente, este modelo de negocio ha tenido gran auge en nuestro país posicionándolo como uno de los destinos más atractivos para inversiones extranjeras bajo esta práctica. Sin embargo, existen ciertas consideraciones que, de acuerdo a los expertos en el ámbito empresarial, es necesario que México atienda para obtener el mayor provecho. 

Entre estos aspectos se encuentran el incentivar que las inversiones extranjeras se distribuyan de forma más equitativa hacia regiones menos desarrolladas, promover la formación técnica para el desarrollo de habilidades que hagan al talento mexicano aún más competente, destinar recursos para mejorar la infraestructura que permita atender la demanda de servicios y fomentar la integración comercial con mayor variedad de mercados internacionales.

Cada modelo de negocio ofrece ciertas ventajas y desventajas si los comparamos entre ellos, por lo que la elección del más apropiado para una empresa dependerá de las necesidades particulares y prioridades de cada una. 

Si deseamos obtener el mayor beneficio de estas prácticas comerciales debemos empujar como sociedad por políticas con un enfoque integral que garanticen un crecimiento económico inclusivo y disminución de la desigualdad de acceso a oportunidades.

Escrito por: Angel Pérez
Scroll to Top